Los platos de ducha en Almería juegan un papel muy importante desde el punto de vista de la adaptabilidad en personas mayores o con movilidad reducida.

No obstante, este es solo uno de los elementos que hay que adaptar en un cuarto de baño, puesto que también tendrás que tener en cuenta el inodoro e incluso los accesorios del baño.

Los que nos dedicamos a la fabricación de platos de ducha en Almería sabemos que estos son mucho más cómodos, prácticos y seguros que una bañera. Sin embargo, hemos de tener presente una serie de aspectos como que en el receptáculo no haya bordes que impidan la accesibilidad de una silla de ruedas.

Basta con que exista un desnivel de un centímetro y medio y una pendiente del 2% en dirección al desagüe para que el agua no se escurra por todo el baño.

En cuanto a la puerta, mejor que sea corredera. Esta también es recomendable en la del cuarto de baño. De no ser así, la puerta debe abrirse hacia afuera para evitar que, en el caso de que se produzca una caída, el usuario impida la apertura de la puerta.

El suelo del plato de ducha debe ser de un material antideslizante. Además, habrá un espacio libre de al menos un metro y medio de diámetro para que una silla de ruedas pueda realizar un giro completo.

Alrededor de los sanitarios recomendamos instalar barras de apoyo que sean también antideslizantes. Si el alicatado o las paredes están débiles para ello, es básico reforzarlos antes.

Los accesorios del baño como, por ejemplo, el toallero o la jabonera estarán ubicados a una altura que no sea superior a ciento veinte centímetros del suelo.

En Mármoles Cecilio estamos siempre dispuestos a resolverte cualquier duda en torno a tu plato de ducha para que se adapte a tus preferencias a la perfección.