Además de encimeras Silestone en Almería, podemos colocártelas de mármol. En este post vemos las propiedades de este demandado material, una roca de una calidad y durabilidad que te invitamos a descubrir. 


Se le conoce como “oro blanco” por su tremenda calidad. De hecho, ha dado lugar a grandes construcciones arquitectónicas a lo largo de la historia como la Alcazaba de Almería y los jardines de la ciudad o el Patio de los Leones y los Jardines del Generalife de la Alhambra de Granada. En Mármoles Cecilio te recordamos que esta roca metamórfica, de carácter duro y delicado, es una de las mejores piedras del mundo. Está formada a partir de rocas calizas sometidas a elevadas temperaturas y presiones para alcanzar un alto grado de cristalización. El componente fundamental del mármol es el carbonato cálcico. Lo demás son impurezas, las que le dan el color que tiene cada pieza y definen sus características físicas. 


El mármol, con su aspecto compacto de grano medio, contiene a veces vetas de color grisáceo según como se haya cortado en las canteras. Se presenta con varios acabados: al corte, abujardado, apomazado, pulido, etc. Normalmente se comercializa en tablas o en bloques de unos 3 metros cúbicos más o menos. Como expertos en encimeras Silestone en Almería y en mármol te insistimos en que es un material perfecto tanto para exteriores como para interiores. Con el acabado pulido, el más demandado, se gana en cuanto a brillo. Estas superficies tienen una larga vida útil y su conservación es muy sencilla siendo muy resistentes a la abrasión y al uso de productos de limpieza en la cocina o en el baño.